Las chicas del cable, decoración de los años 20

//Las chicas del cable, decoración de los años 20

Las chicas del cable, decoración de los años 20

Se acaba de estrenar y ya somos fans de Las chicas del cable, por su escenografía, imagen, vestuario, guión,… pero nosotros vamos a hablaros de su decoración y de la importancia de cada espacio en la serie.

Bambú, es la primera productora española en trabajar con Netflix, que para aquellos que no os suene (deberíais poneros al día ya) es una plataforma online de películas y series en streamig.

Como decíamos, Bambú se ha preocupado mucho por la estética y el resultado visual de la serie, y han realizado el decorado más caro de su trayectoria, en la que se encuentran series como ‘Velvet’, ‘La Embajada’ o ‘Gran Hotel’.

Con muchos más interiores naturales que en otras ocasiones, el equipo de rodaje no se ha conformado con el plató, y han grabado en salas de fiestas, bancos de la época, palacetes, calles, corralas, un prostíbulo…

Vamos a hacer un repaso de los principales escenarios de la serie y su decoración de la mano de los comentarios que Teresa Fernández Valdés y Ramón Campos, productores de la serie, han dado a fórmula tv:

 

El edificio de Telefonía

Teniendo un espacio exterior en los propios estudios de grabación, Bambú decidió seguir la misma estrategia que pusieron en marcha con ‘Velvet’ al realizar una reconstrucción de lo que sería el edificio donde trabajan las telefonistas para la entrada y salida de personajes y así evitar desplazamientos.

Un croma sirve de apoyo para crear parte de esa Gran Vía en la que encontraríamos una puerta principal a la que no le falta detalle, como la presencia de una boca de león, muy socorrida por entonces.

 

edificio-telefonia-decoracion-chicas-cable

 

Además, como es más que evidente, Netflix y Telefónica son competencia directa, por lo que era impensable poner el logotipo de la grande de las telecomunicaciones en las instalaciones que enmarcan la historia de ‘Las chicas del cable’.

 

edificio-telefonia-2-decoracion-chicas-cable

 

El hall de entrada del edificio de Telefonía

Como cuenta Ramón campos, el diseño «responde a edificios que había en Madrid en el momento, pero no al edificio original de Telefónica que conocemos».

Más similar al Banco de España por «sus luces cruzadas y los tonos cromáticos», la compañía de telefonía cuenta con «más elementos modernistas» de los que debiera.» Aunque estemos en una transición, Madrid nunca ha sido muy modernista, siempre lo ha sido más Barcelona, por lo que tenemos que tener cuidado para que en exteriores todo nos coincida».

«En el look nos apetecía movernos un poco de ‘Velvet’ o de ‘Gran Hotel’, que por época se podían parecer un poco más, y nos parecía que en nuestra trayectoria teníamos que hacer algo distinto para que la serie cogiese una identidad propia», continúa.

 

hall-2-decoracion-chicas-cable

 

«Con el objetivo de embellecerla, este no es un retrato exacto visualmente de esa España. Lo hemos hecho más europeo, como ‘Midnight in Paris’ o las últimas películas de Woody Allen. Con menos dinero, pero con mucha voluntad», apunta con una sonrisa.

El objetivo de dotar a la serie de un toque más parisino está más que logrado. «Como nos desituamos, queríamos contar unos años 20 que todavía no se habían visto, dar un paso a un lado», argumenta Campos.

Sofás chester tapizados en cuero, apliques de pared dorados con tulipa, grandes maceteros, maderas nobles y oscuras, suelos y zócalos en piedra, molduras, embellecedores,… serán elementos decorativos que estén presentes en todos los decorados de ‘Las chicas del cable’.

 

hall-decoracion-chicas-cable

 

El despacho de dirección

Comunicado por unas escaleras, el siguiente paso es el despacho de dirección. De nuevo vemos el mobiliario en madera oscura de estilo art deco, con multitud de pequeños objetos de la época, siempre en madera noble, acabados dorados, cristal tallado y motivos geométricos, paredes en piedra, estanterías repletas de libros de encuadernación clásica, persianas venecianas, lámparas con pantallas de vidrio soplado.

Un escenario donde tendrán lugar decisiones importantes y encuentros tú a tú muy interesantes.

 

despacho-direccion-decoracion-chicas-cable

 

El área de trabajo

Pasando por una balconada que permite visualizar desde las alturas el hall principal, dejamos la zona de despachos atrás para conocer el área de trabajo. Un pequeño almacén, el lugar perfecto para encuentros especiales o conversaciones que no deberían ser escuchadas, las taquillas, los puestos de oficina,…

 

zona-trabajo-2-decoracion-chicas-cable

 

En estos últimos destaca es la separación mediante balaustradas de piedra, las máquinas de escribir y la iluminación. Luminarias de globo en lo pilares, y las clásicas lámparas de escritorio banker en cada puesto, muy representativas por su tulipa verde.

 

zona-trabajo-decoracion-chicas-cable

 

La sala de máquinas

Como principal premisa, la idea era «dejar abiertos todos los espacios para no dar una sensación de colegio mayor». Y dicho y hecho. Aunque si  hay un cierto recuerdo a la escuela en las sillas de las chicas, altas, sencillas y de madera.

El la sala de máquinas es donde las protagonistas de la serie conectan las llamadas con los abonados en un momento en el que los teléfonos todavía no gozan del automatismo necesario. «Tienen que llamarte, conectas un cable, contestas por un auricular, te dicen a quién quieren llamar, conectas al otro lado, transmites y pasas la llamada con las clavijas», relata Ramón.

 

sala-maquinas-2-decoracion-chicas-cable

 

Bambú se puso en contacto con un antiguo trabajador de Telefónica de unos 80 años que dedicó una jornada a ofrecer al equipo artístico y técnico una serie de clases prácticas para hacer la ejecución mucho más creíble a ojos del espectador. Fue con él cuando conocieron anécdotas como que se requería una longitud mínima en cuanto a los brazos de las empleadas o que, entre conexión y conexión, podían ser partícipes de las conversaciones entre abonados.

 

sala-maquinas-decoracion-chicas-cable

 

La pensión Dolores

Este decorado tiene una apariencia mucho más humilde. La estancia, repartida en salón, comedor y dormitorios, luce una estética que ha sido cuidada hasta el máximo detalle. «El papel es de la época. La madera, aunque parezca que esté mal pintada, está tal y como se hacía porque la gente, cuando quería simular que tenía dinero, pintaba la madera así para que pareciese madera noble», comenta Ramón.

Los espacios, con posibilidad de ser intercambiables y redecorados para emular cuartos diferentes, también cuentan con un baño ambientado para la época que, como la pareja de creadores comenta con ironía, ahora «está muy de moda» por la tendencia vintage.

 

pension-dolores-decoracion-chicas-cable

 

El café de en frente

Otro de los lugares fuera de la compañía telefónica es el bar. Siguiendo con la estela modernista que empapa el resto de escenarios, en esta ocasión han querido emular locales míticos como el de «El espejo», situado en el centro de la capital.

 

cafe-deenfrente-2-decoracion-chicas-cable

 

«Queríamos jugar con las formas, hay mucha curva. En nuestras series no somos muy de bar. Pusimos el ‘Pausa’ en ‘Velvet’, y este es el segundo. Nos gusta mucho cómo está funcionando. Se llama ‘El café de en frente’ y es a donde van las chicas a desayunar, a tomar algo a media tarde o por la noche. Es el lugar de encuentro antes de marcharse a casa o de fiesta», comenta un Ramón Campos visiblemente ilusionado por los resultados.

 

cafe-deenfrente-decoracion-chicas-cable

 

 ¡Esperamos que os haya gustado este pequeño resumen y os enganchéis a la serie como ya lo hemos hecho nosotros!

2017-04-30T20:32:48+00:0030/4/2017|

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.